lunes, 20 de junio de 2016

Invasión de putas Venezolanas a Panama

La República Bolivariana se ha convertido en una potencia exportadora de prepagos. Los provocadores servicios de quienes venden caricias hoy se encienden en Panamá. Las colegas de la región, sin embargo, preocupadas y en cólera alzan su voz de protesta: “las venezolanas se están llevando los clientes”. Una queja que enfrenta a locales e importadas en el itsmo, en el Día Internacional de la Trabajadora Sexual que se conmemora cada 2 de junio y como no se van a llevar a los clientes si las venezolanas son hermosas y las panameñas no!.

Es un hecho: el barril de petróleo no es lo único rentable para Venezuela. Tampoco lo único exportable. El oro negro, aunque devaluado, se encumbra en los pináculos de venta y, no obstante, otras curiosidades lúbricas se asoman en las listas generadoras de divisas. Son otros los yacimientos. Unos en los que también hay expediciones y perforaciones. Se trata de las camas. Pequeñas minitas. Y sus dueñas lo saben. Una ola de “damas de compañía”, oriundas de Caracas lo mismo que Valencia, ha emigrado en búsqueda del sueño dorado. Decenas de prostitutas criollas vuelan donde el verde billete dólar hace guiños y coqueteos. La prueba de esto es el último informe de la Oficina de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) en Panamá: “Se observa un incremento de mujeres procedentes de Venezuela para ejercer la prostitución en Panamá, lo que debe analizarse más exhaustivamente para verificar las condiciones en las que llegan al país y si la actividad realizada responde a una decisión personal o es fruto de haber sido captada por alguna red de trata”. Las autoridades no solo lo denuncian sino también las colegas colombianas. Las venezolanas les están quitando sus clientes, sobre todo en Panamá.

Pero no solo las autoridades lo delatan, en las calles y en las redes también se susurran los mismos rumores. El año pasado, algún gracioso anónimo hizo de las suyas al lanzar una aparente campaña de la compañía de telefonía en la región centroamericana,Digicel, en la que sugiere que colombianas y venezolanas son “prepagos” por excelencia. En la imagen, con los mismos elementos gráficos que suele usar la marca, una mujer es acompañada por este texto: “¿Estas en Panamá? Sabemos que eres Pre Pago. Cámbiate a Digicel. Promoción válida solo para nacidos en Colombia y Venezuela”.

 
 
La conmoción en las redes hizo que la empresa se disculpara y desmintiera que la campaña fuera de ellos. Al final, la estrategia comunicacional era falsa, sin embargo el mal sabor quedó. Y bueno, delató a unas cuantas. 

Cuando el río suena

Las “pretty woman” salen de Maiquetía con las maletas —cual viaje de negocios— repletas con sus chucherías del placer. Su destino u oficinas: bares, casinos y hoteles. Sus clientes: extranjeros calientes. Una vez que llegan a la tierra del Canal se preparan para hacer negocios y quitarse todo —hasta el nombre. Sus servicios pueden pasearse entre la púdica suma de 150$ y la obscena cifra de 800$ por noche. Todo depende de los atributos que les haya dado la naturaleza o el bisturí. Yina, una venezolana ejecutiva del sexo, lleva seis meses alquilando sus besos y jadeos en Panamá. El sostén que se asoma a través de su traslúcida blusa la deja en evidencia. Sus canas reflejan su experiencia entre las sábanas. Los cincuenta no juegan carrito. Ella captura con sus quiebres de cadera a sus hombres en el casino del Hotel Veneto: considerado por algunas casquivanas centro de operaciones ubicado entre la Avenida Eusebio Morales y la calle Vía Veneto, epicentro del turismo local, a pocas cuadras de los grandes hoteles El Intercontinental, El Hilton Garden Inn, El Crowne Plaza.

Una de las abogadas miembro de un organismo encargado de la protección de inmigrantes, comenta: “Desde hace dos años estamos viendo cómo el número de prostitutas venezolanas en Panamá ha crecido. Todo esto empezó desde que el gobierno de Ricardo Martinelli habilitó ‘el crisol de raza’ la fórmula perfecta para que emigrara todo tipo de personas. A esto se le une la mala situación económica de Venezuela”.

“La tierra bendita por las bellezas amables”, slogan que orea el país centroamericano para atraer turistas, lleva rato siendo más que el canal que comunica el mundo. Desde el 2008 está vigente el artículo 39 de la Gaceta Oficial del Servicio Nacional de Migración, ley que suscribe y permite la concesión de Visa de Transeúnte o Trabajadores Eventuales a todos aquellos que tengan que “matar un tigrito” por tres meses. “Cada año más de 800 mujeres adquieren dichos visados para trabajar temporalmente en establecimientos nocturnos”, según informes de la OIM.

Paola, como se hace llamar entre parroquianos y los asiduos a sus servicios, viene de Valencia, Estado Carabobo. Tiene seis meses trabajando como dama de compañía en Ciudad de Panamá. Intentó ser mesonera pero solo ganaba 700$ al mes. Con su nuevo oficio saca esa cantidad en cuatro noches. Lleva falda negra y labial rojo. Acaso un predecible cliché. Es amiga del vigilante del Veneto, él hace las veces de proxeneta, la protege y le consigue de vez en cuando un cliente ejemplar. “Yo aquí veo más colombianas, lo que pasa es que las venezolanas están agarrando a los mejores. Nosotras no somos de casinos. No buscamos a los clientes, ellos nos buscan a nosotras en las casas de lujo”.

Existen lugares en Panamá que, sin decoros o falso puritanismo, ondean por todo lo alto la bandera de puteros. En la concurrida zona bancaria, cerca de Vía Veneto, también barrio de tolerancia, se emplazan El Elite y Habanos. Estos últimos son las principales casa de cita por decir lo mínimo. A Habanos, propios y extraños, le dicen en forma de código “Narriot”, por estar justo al frente del Hotel Marriot. A la afueras, en El Dorado está El Gold Time. Bar que, por ejemplo, se describe en su página webcomo un excelente lugar para los masajes “terapéuticos”. Recalca Paola: “La gracia por estar solamente un hora con una caraqueña deluxe puede salir fácilmente en 250$. Dime tú, ¿cuándo ganamos eso en Venezuela?”

Hay muchachas que optan por vivir en esta “Tierra de Gracia” pero trabajan en Panamá los fines de semana. Tienen clientela venezolana, dueña de negocios panameños, que las llama directamente al teléfono. En el bar Narriot, “Las catiras”, un dúo de amigas que se prostituye en comunión, atienden a la súplica de los gozones generosos que la requieren aun en lejanía.

“El Narriot” es menos lujoso que cualquier otro “puticlub”. Lupanar sin postines ni copete. Más bien discreto y sombrío. Poca luz y muchos ventiladores que abanican a sus moradores. Con una sola barra por donde corren frías cervezas y pero también los calores de la libido. Desprovisto de tubos o de cualquier adorno que revele sus sexuales compulsiones. En unas de las mesas del fondo se desparrama “La Marquela”, cartagenera de trayectoria en los bajos fondos. Luego de lanzar una mirada de desdén dice: “Yo sé que las venezolanas están mejor cotizadas y le pagan más que a nosotras”. Se acomoda el zarcillo y termina su camelo: “La verdad es que siempre queremos que nos contrate un cliente venezolano. Ellos te invitan a bailar y luego te llevan a un hotel bonito. Pero a mí me llaman puros gringos e italianos”.

La emigración de las jineteras es la muestra de que un país está en declive. La exclusión social, inestabilidad política y económica obliga a muchas mujeres a tomar el negocio de la prostitución. “El peso de ser prepago en otro país no es tan grave como en el propio. Aquí nadie las conoce, no tienen que esconderse de sus amigos y familiares” comenta con certeza la abogada de la organización en defensa de lo inmigrantes. También existe un gran porcentaje de profesionales en el asunto que buscan ganar más dinero haciendo lo mismo pero en otras fronteras. “Panamá tiene el escenario perfecto para que las venezolanas hagan negocio. Es cálido, hay extranjeros, dólares y clubs que lo permiten”.

No todo lo que brilla es legal

Las bellezas de patio no son exclusiva preocupación del gobierno panameño. La tan invocada viveza criolla, categoría que ha desfogado miles de plumas e interesados en el tema, como el texto de la escritora Gisela Kozak Ni tan chéveres ni tan iguales, está desatando un mercado ilícito mucho más grande: la trata de personas para explotación sexual. Ha desplazado a países con tradición en el crimen como Colombia, Nicaragua y China. Según expedientes atendidos por la OIM, “mucha gente de Venezuela publica en páginas web ofertas de trabajo para mujeres como azafatas, mesoneras o bartenders. Allí prometen cubrirle todos los gastos. Cuando llegan las encierran en un cuarto. De allí no pueden salir hasta pagar sus gastos a costas de la prostitución”.

Quienes son víctimas no suelen tener control sobre los clientes. Se les obliga en ocasiones a estar hasta con 10 hombres por noche. No deciden sobre la cantidad de horas y las condiciones en que deben trabajar. Tampoco donde viven y cuando salir de allí. Uno de los abogados de la organización en defensa de los inmigrantes asegura: “Yo diría que el negocio de la prostitución da mucho más dinero que el de las drogas. En 2013 hubo un reporte de un caso detectado en Colón donde la red mantenía a 50 mujeres explotadas en clubes nocturnos y hoteles. Se presume que se generaban hasta 500 mil dólares mensuales”.

Pero el abuso de los extranjeros provenientes de la república bolivariana va más allá. “La policía panameña suele agarrar a venezolanos en todo tipo de delitos”, comenta el abogado. Fraudes bancarios, estafas legales, clonación de tarjetas y robos. Sin embargo, la prostitución es lo que más destaca. La Organización de la Inmigración en Panamá hizo un llamado de alerta: “Notable aumento de la captación de mujeres venezolanas para trabajar en prostitución y posible aumento de víctimas de trata sexual de nacionalidad venezolana”. “El gobierno de Panamá le tiene el ojo puesto a los venezolanos”.

domingo, 5 de junio de 2016

Nueva ubicacion de Pleasure de la Chorrera (aporte de nuestros lectores)

La nueva ubicación es justo arriba de la lupita que esta frente al hospedaje lamas En la calle que conecta la ave de las americas y la ave libertador. Este putero cuando inicio en su antigua ubicacion contaba con dos hembras super buenas y muy profesionales, MIA y DIANA ! Dos hembras diferentes en muchas cosas pero excelentes profesionales ambas.

Mia es dominicana y una excelente bailarina de hecho creo que la mejor que ha trabajado ahi. Un polvo con ella te hara sentirte un semental.....se mueve duro y rapido...necesitaras de mucha concentracion pa no ser un polvo de gallo.

Diana es el sueño de todo hombre maduro...rubia....buen culo y buenas tetas...y te la xupa como un caramelo ademas de ser un excelente polvo te da un trato vip .

Lastimosamente estas dos hembras se fueron. Primero Mia y luego Diana, al irse Mia empezo a decaer ese putero pero todavia daba placer ir a ver a Diana y llego el punto que muchos haciamos fila para ser atendidos por ella..

Luego que estas dos hembronas se fueron ese putero ha sido criadero de gargolas aunque en mi ultima visita vi una joven muy simpatica pero solo una flor en todo ese jardín.

En Chorrera seguimos a la espera de algun lugar con xicas hermosas y de buen trato como las del tipo golden time y una sala de masajes con final feliz.

sábado, 4 de junio de 2016

Putas marchan por sus derechos en Panamá

 
El pasado jueves 2 de junio, se celebro el Día Internacional de la Trabajadora Sexual. Y aunque en Panamá, desde hace mucho se realiza esta práctica, hasta hace poco se han conformado movimientos que velan por el derecho de este grupo de mujeres.

La respuesta es la misma entre las mujeres que se dedican al sexo servicio en nuestro país. Uno de los testimonios es el de una chica a la que llamaremos Rosy, tiene 30 años de edad y dijo haber ingresado a esta práctica desde muy joven.
Según Dulce Ana, vocera de las trabajadoras sexuales, en Panamá existen aproximadamente 5 mil mujeres y también hombres que se dedican al sexo servicio.

En el Centro de Salud de Pueblo Nuevo, atienden todos los miércoles a mujeres que trabajan en diversos centros de diversión nocturna. El control médico está enfocado en enfermedades venéreas.
Según el reporte médico en este centro, aproximadamente el 85% que se atiende son de nacionalidad colombiana, un 7% es procedente de República Dominicana, mientras que un 5% son venezolanas y el un 3% se divide entre panameñas y otras nacionalidades.

Putas marchan por sus derechos en Panamá
Un grupo de trabajadoras sexuales marcharon hoy en la capital para exigir que se derogue toda legislación que criminalice su oficio y que se aprueben normas que garanticen sus derechos laborales.

La caminata, concluyó en los predios de la Asamblea Nacional de Panamá (AN) tras partir desde la Basílica Menor Don Bosco, lo que motivó el descontento de un cura y algunos feligreses de esta Iglesia.

El padre Alfonso, reconoció que este grupo de personas tiene derecho a manifestarse, pero, dijo, "no delante de la Iglesia (Don Bosco) donde se predica la bondad".

Las trabajadoras sexuales, acompañadas en la marcha por los Colectivos de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (LGBT), exigieron discutir "el vacío legal" que permite "los abusos policiales y violaciones de derechos humanos de las que son víctimas a diario".

En ningún país de América Latina la prostitución es un delito, lo que sí que está penado es el proxenetismo.

La representante de la Red de Trabajadoras Sexuales de Panamá, Dulce Ana, denunció que en los operativos policiales las sexo-servidoras son víctimas de violaciones a sus derechos humanos.

La movilización también fue respaldada por organizaciones civiles como El Kolectivo, la Asociación Hombres y Mujeres Nuevos de Panamá, Nuevos Horizontes, Espacio Encuentro de Mujeres y Polo Ciudadano.

El Día Internacional de la Trabajadora Sexual se celebra desde el 2 junio del año 1975, tras el asesinato de varias trabajadoras sexuales durante una huelga en Francia al luchar por sus derechos laborales.

sábado, 21 de mayo de 2016

Descargan fotos de jóvenes en redes sociales y las ofrecen como putas

Robo y suplantación de identidad en internet no están regulados en Panamá
 
 

¿Se imagina estar navegando en internet y encontrarse de sorpresa con su rostro en una página de contenido pornográfico?, eso fue justo lo que le sucedió a varias jóvenes, cuando vieron que alguien utilizó sus fotos para hacerlas pasar por prostitutas. 
 
Nayra Fernández, exfiscal especializada en delitos de seguridad informática, admitió que en el país hay una gran deficiencia en algunos delitos penales que no están regulados entre esos, la usurpación y la suplantación de identidad.

"Son dos tipos penales nuevos, pero no están en el código como tal, por ejemplo yo tomo la foto tuya y la pongo con mi nombre. Y la otra es que uno se hace pasar por la persona y tras la información no es la persona, sino otra. Como robo de identidad. Tanto usurpación, como robo en Panamá no está tipificado como delito", advirtió Fernández.

La exfiscal explicó que lo que existen son los delitos contra el derecho de la imagen, de que no usen la imagen de alguien para algo que no se ha autorizado.

Dentro de los delitos cibernéticos, el hecho de utilizar una fotografía sin autorización podría vulnerar el derecho de autor si la fotografía es artística, o tomada en un estudio.

El problema es que están violentando la intimidad de la persona, porque la están poniendo en una página pornográfica y la usan para eso, el código penal no se adecua al día de hoy"

Panamá en el 2013 suscribió el Convenio de Budapest para ser ley de la República, existe el convenio en Panamá, sin embargo, no tenemos la adecuación a esa ley.

Fernandez reiteró que hay un anteproyecto que se trabajó bajo la administración de la exprocuradora Ana Belfon y se introdujo tres veces.

"Y ahora tengo entendido que la nueva administración del Ministerio Público la retiró", dijo.

Se hizo una mesa de trabajo con diferentes instituciones, pero no se le ha dado seguimiento y no se ha puesto a discusión.
¿Qué hacer si le roban su identidad?

Se debe poner la denuncia ante el Ministerio Público, quien decidirá si hay o no delito.

Está la Fiscalía Especializada en Propiedad Intelectual y Seguridad Informática, y tambíen está la Ficalía Especializada Contra el Pudor, ya que se tiene que evaluar si se habla de pornografía e incluso podría tratarse de pornografía infantil.

De tratarse de pornografía infantil si está regulado, al igual que el turismo sexual.

lunes, 9 de mayo de 2016

Putas de Panamá rechazan asesinato de activista salvadoreña

Una organización panameña de putas repudió este domingo 8 de mayo, el asesinato en El Salvador de la activista Miriam Angélica Quintanilla.

En un comunicado, la organización Mujeres con Dignidad y Derechos de Panamá "condena el cruel asesinato en El Salvador de nuestra compañera trabajadora sexual Miriam Angélica Quintanilla, ferviente activista por los Derechos Humanos de las trabajadoras sexuales y permanente colaboradora de la RedTraSex (Red de Mujeres trabajadoras sexuales de Latinoamérica y el Caribe)".

 


 Destacan que Quintanilla "hasta el último momento impulsó iniciativas para garantizar el trato digno de sus compañeras centroamericanas".

Quintanilla, de 24 años, fue asesinada la noche del viernes en la avenida Independencia de San Salvador por desconocidos que la acribillaron con nueve disparos y no hay ningún detenido, según medios salvadoreños.

La víctima era activista de la Red de Urbanismo de Trabajadoras del Sexo, una ONG que trabaja por los derechos de las prostitutas y homosexuales en El Salvador.

"Exigimos al gobierno de El Salvador y su presidente Salvador Sánchez Cercén, tomar las medidas necesarias para dar con los responsables de este crimen, conducirlos inmediatamente a la justicia y condenarlos enérgicamente bajo todo el peso de la ley", acotaron.

También clamaron que el asesinato de Quintanilla "sea un llamado de atención de todos los gobiernos de Latinoamérica y el Caribe en la urgente necesidad de atender las demandas de las mujeres trabajadoras sexuales por crear instrumentos legales que reconozcan y garanticen nuestros Derechos Humanos en el ejercicio de nuestra profesión".
 
Click Here!