miércoles, 1 de julio de 2015

Panamá, país donde las putas sufren más abusos policiales

Panamá es el país de Centroamérica donde las trabajadores sexuales se sienten más desprotegidas y vulnerables a los abusos policiales, según la Red de Trabajadoras Sexuales de Latinoamérica (RedTraSex).

 

"En Honduras, que es también un país muy machista y muy violento con las mujeres, hemos logrado capacitar a casi 300 policías. Aquí (en Panamá) nos está costando mucho dialogar con las instituciones", dijo hoy a Acan-Efe la secretaria ejecutiva de RedTraSex, Elena Reynaga.

Reynaga, que lleva más de 20 años luchando por los derechos de sus compañeras de profesión, puso también como ejemplo el caso de Nicaragua, donde "la Corte Suprema ha capacitado a 18 trabajadores sexuales para que sean facilitadoras judiciales" y puedan actuar como mediadoras en un conflicto.

En Panamá, sin embargo, las putas no cuentan con apoyo institucional y sufren abusos policiales "de manera recurrente", denunció Reynaga. De hecho, la secretaria ejecutiva de la RedTraSex viajó a Panamá para apoyar a la organización Mujeres con Dignidad y Derecho de Panamá (MDD) y repudiar públicamente la detención "ilegal y arbitraria" que sufrió una trabajadora sexual embarazada de 8 meses.

El pasado 24 de junio Jennifer Mosquera estuvo detenida durante más de 18 horas, esposada de pies y manos a pesar de encontrarse en avanzado estado de gestación, porque "ejercía libremente su profesión de trabajadora sexual" en una calle de la capital, según la MDD. "No queremos pelear (con la Policía), lo que queremos es que entiendan que nos tienen que respetar, que no estamos cometiendo ningún delito y no tenemos por qué ser perseguidas de esta manera", aclaró la activista de origen argentino.

En ningún país de América Latina la prostitución es un delito, lo que sí que está penado es el proxenetismo. "El trabajo sexual no está penado, pero tampoco está regulado, hay un vacío legal que es usado por el poder policial", explicó Reynaga, que animó a preguntarse cuánto dinero recauda la Policía por las noches.

Los agentes "no se van con las manos vacías, no les interesa llevar a un chica al calabozo, lo que les interesa es lo que la chica tiene en la cartera", añadió.

La eclosión económica de Panamá, sumada a la dolarización de su economía, ha provocado un aumento de la prostitución en el país, según Reynaga.

"Panamá es uno de los países donde hay mayor cantidad de prostíbulos, lo que pasa es que se anuncian como karaoke, night club (...) Sin embargo, las que sufren mayor violencia son las que están de puerta para fuera, en la calle", indicó la activista. RedTraSex, que se fundó en 1997, es una asociación que aglutina a organizaciones de prostitutas de 17 países de Latinoamérica y que pelea por los derechos humanos de las trabajadoras sexuales.                    

viernes, 26 de junio de 2015

Casa de Campo Panamá el unico hostal nudista del pais

Casa de Campo Panamá es un hostal y restaurante para parejas de mente abierta que desean disfrutar de la desnudez total mientras reciben trato VIP.
La inauguración oficial VIP será este sábado 27 de Junio de 2015 desde las 03:00 pm


 

Es un sexy e innovador proyecto, con varios ambientes muy agradables e higiénicos para el gusto de todos, servicio de bar, masajes total nude, locker de seguridad, privacidad e intimidad, donde sus anfitriones garantizan la mayor discreción y excelente atención que el caso amerita.
 
El lugar cuenta con jardín, piscina, jacussi y sala de juegos y por un único precio puedes disfrutar de una exquisita parrillada para dos personas, todo esto estando totalmente desnudos, adicionalmente cuentan con habitaciones que se alquilan de uno a quince días.
Por $40 podrás pasar un día con tu pareja incluyendo la parrillada.
Está ubicado a escasos minutos de la ciudad, además para tu comodidad, puedes contratas el servicio de transporte que ofrece  Casa de Campo Panamá.
Para reservaciones contactar en twitter como @casanudistapma o directamente al Whatsapp de reservaciones +507  6209-4257+507  6209-4257.

 Fotos:












 

jueves, 18 de junio de 2015

Si hay putas panameñas pero clandestinas

Un estudio realizado por el Ministerio de Salud revela que el 80% de las trabajadoras sexuales clandestinas son panameñas, lo que en mi opinión es reflejo de su aspecto y grado de instrucción, la mujer panameña no compite en la misma liga que la colombiana ni la venezolana pero además la que decide prostituirse proviene de una clase social muy baja y no superan el casting de los locales nocturnos.

Aurelio Núñez, director del programa nacional de Infecciones de Transmisión Sexual (ITS), VIH y sida del Ministerio de Salud (MINSA), explica que las extranjeras que se dedican a este oficio, en su mayoría, lo hacen con sus permisos de trabajos y en establecimientos nocturnos.



‘No debemos estigmatizar ni juzgar a estas mujeres', dijo al indicar que el MINSA está haciendo un gran esfuerzo, invirtiendo tiempo, recurso humano y dinero para que las personas que estén en alto riesgo (como las trabajadoras sexuales de la calle) acudan a recibir atención médica de manera voluntaria.
‘Queremos evitar que estas personas sigan manteniendo relaciones sexuales sin protección, corriendo el riesgo de trasmitir enfermedades a sus clientes o parejas', explicó.
Aclaró que no es deber de el MINSA fiscalizar la legalidad de las trabajadoras sexuales, sino la de garantizar que tengan un control de salud. Para ello, crearon las clínicas amigables, en las que, desde su inauguración en el 2012, se ha invertido $200 mil y atendido a más de 1,000 usuarios.
Núñez mencionó que, de estas personas, 60 han resultado positivas en la prueba de VIH y 80, con sífilis. A estas personas se les da seguimiento y tratamiento.
Este año ya han atendido a 572 personas, de las que el 73% son mujeres (trabajadoras sexuales), es decir, 420; seguidas por los hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres, con 131 atenciones, y transexuales (21).
Rocío (nombre ficticio), una trabajadora sexual clandestina, aseguró que asiste cada semana a sus revisiones médicas, ya que para ella es muy importante proteger su salud y la de sus clientes.
Explicó que la atención que reciben es buena y que el costo por los servicios es bastante accesible, pues solo cobran dos dólares y se les dota de condones y le dan seguimiento para posibles tratamientos.
Al llegar a la clínica, le solicitan su nombre, preguntan si tiene hijos o pareja, cuándo fue su última cita médica y otros datos similares, pero no le preguntan dónde trabaja ni la juzgan porque se dedica a este oficio, comentó.

lunes, 15 de junio de 2015

Reportaje: Prostitución se sale de control y pone en riesgo la salud pública

Judit Peña
jupena@elsiglo.com

Como un mercado de carne fresca en el que las mujeres se ofrecen al mejor postor, así cuenta Manuel (*) que se sintió al entrar a un establecimiento que entre sus paredes comerciales esconde a plena vista un mundo de prostitución.
 


‘Qué buscas, papito, escuchaba en cada paso que daba', cuenta Manuel al recordar que en el edificio, ubicado en el corazón de la plaza 5 de Mayo, se puede encontrar pasillos repletos de mujeres que venden su cuerpo por un par de dólares.

Son mujeres bien parecidas, esbeltas y otras voluptuosas, que por la módica suma de $10 a $25, dependiendo del favor sexual que se busque, darán un máximo de quince minutos de placer.
 
Mientras en la planta baja del edificio encuentras zapatos, ropa y joyería, en los siguientes tres niveles de la estructura, según una investigación encubierta que realizó El Siglo, se encuentran al menos 75 mujeres entre dominicanas, colombianas, nicaragüenses y panameñas, que practican la prostitución clandestina a plena luz del día. Son tres pisos que albergan unos 12 cuartos por nivel.

Una vez adentro del inmueble, Manuel, el periodista encubierto, detectó cómo las extranjeras, que en su mayoría no cuentan con un estatus migratorio legal en el país, sin saberlo, confesaron el temor que sentían de ser atrapadas cometiendo esta ilegalidad.

‘Siento miedo', dijo una de las chicas al sospechar que su posible cliente podría ser parte de las autoridades de Salud o de Migración.

Pero el edificio, que bien disfrazado, guarda entre sus paredes los secretos ocultos de madres, hijas, esposas y hermanas, no es exclusivo de la prostitución, pues personas comunes y corrientes viven en esta vieja construcción.

A inicios de los años 90 en el edificio funcionaba la oficina de un abogado que tramitaba documentos a las primeras extranjeras que abrieron la puerta a la prostitución en el inmueble, según relatan los lugareños.
 

Sin control total

Para las autoridades del Ministerio de Salud (MINSA), el desarrollo de esta actividad en ese edificio no es un secreto.

‘Sí, sabemos que en ese edificio se lleva a cabo la actividad sexual de manera clandestina', dijo el subdirector de la Región Metropolitana de Salud, Torick Arce, quien admitió que es muy difícil controlarla.

Arce advirtió que este no es el único lugar que se dedica a ofertar trabajadoras sexuales de manera oculta, pero a la vista de todos.

Mencionó que hoteles, restaurantes, en el área bancaria de la ciudad, páginas web y anuncios en los periódicos, también se prestan para que este servicio ilegal prolifere.

En estos establecimientos, aseguró, es muy difícil exigirles carné a las meretrices, pues los dueños de los negocios las protegen.

‘Es un riesgo, pues cada trabajadora sexual que realiza la actividad de forma clandestina, puede ser un agente transmisor de enfermedades', resaltó.

Aceptó que es muy complicado llevar un control de estas trabajadoras, pues son ellas quienes voluntariamente deben asistir a sus chequeos médicos.

Anuncios engañosos

Con una falsa ingenuidad y con la esperanza de mejorar sus ingresos, Rosario (*), decide hacer una llamada que le cambiará la vida. Vio un anuncio en el que se solicitaban damas de compañía y en el que la paga era demasiado buena: $1,000 semanales como mínimo.

¿Pero en realidad qué tendría que hacer Rosario? Vender su cuerpo. Esta publicidad que promete un empleo fácil busca mujeres jóvenes entre 18 y 35 años que además de acompañantes sirvan de amantes.

Al llamar a varias de estas ‘empresas', El Siglo pudo constatar que se trata de una red de prostitución que opera en distintas partes de la capital, principalmente en el área de El Dorado.

Durante la conversación telefónica, que sostuvimos con un proxeneta, dueño o administrador de la empresa, detectamos que aunque manejaba muy bien el español tenía acento que revelaba que su habla nativa era la inglesa. Este hombre manifestó que ‘se trata de un negocio de chicas ‘prepago' (sexoservidoras), que trabajarían 10 horas al día, seis días a la semana.

‘La paga es buenísima y tendrías que venir a un lugar en El Dorado', explicó el sujeto mientras se citaba con una de las chicas encubierta.

Muchas de las mujeres que se convierten en sexoservidoras pertenecen a grupos no vulnerables, pues están en las universidades y trabajan vía telefónica o por anuncios en los periódicos. De esta manera se convierten en sus propios jefes.

lunes, 8 de junio de 2015

Scort masculino, prostitución de lujo para mujeres

Todos hemos oído hablar alguna vez de la profesión de "scort" masculino, pero casi nadie sabe lo que implica. Es realmente sorprendente lo poco que se conoce de ellos, el gran secretismo del mundo de los"acompañantes? profesionales masculinos.



 ¿Qué función cumple realmente este profesional? Un"scort? masculino es el encargado de dar placer a una mujer, pero no solo en el aspecto sexual, también en el emocional. La característica principal de este tipo de amantes es que además de ser guapos y estar bien dotados, cuentan con una gran educación. Saben mantener una conversación con su clienta sobre algún tema de actualidad o de interés mutuo. En alguna agencia establecen una cita previa entre el"scort? y la clienta para ver si son compatibles para un encuentro más prolongado en el tiempo y, por supuesto, mucho más cercano. En esta cita solo mantienen una conversación acompañada algunas veces de una cena o una comida. Si todo va bien, establecen un segundo encuentro en el que ya habrá algo más que palabras.

¿Qué es lo que busca una mujer cuando acude a un "scort" masculino? Algunas de las usuarias solo quieren divertirse, eligen a uno de los apuestos"scorts? de la lista de la agencia que solicitan y pasan un buen rato con él. Sin embargo, esta no es la regla general. En la mayoría de los casos la mujer busca ser comprendida, que se la admire y que se le eleve su autoestima. Muchas de las clientas que acuden en búsqueda de un"scort?, de manera totalmente anónima, son personas de alto"standing?, directoras de empresas o con mucho poder económico, que lo que quieren es sentirse bien consigo mismas. Solicitan estos servicios con el fin de sentirse valoradas e idolatradas por alguien. Algunas incluso son vírgenes a sus 40 años. Esto es fruto de una educación o una sociedad que no las ha cohibido. Por ello, buscan una solución y la mejor alternativa que se pueden encontrar es contratando a un profesional que las haga sentir cómodas y no una persona de la calle, que incluso se pueda burlar de su condición.

Una mujer cuando se dedica a este mundo no tiene necesidad, en la mayoría de los casos, de mantener una conversación con su cliente, ni de tranquilizarlo y mostrarle su comprensión. Esta es la gran diferencia, lo que separa a las"scorts? femeninas del profesional masculino. Esto se debe a que el mundo de las"scorts? femeninas se ve como algo"normal?, los hombres no se sienten culpables de contratar sus servicios y disfrutan con el hecho de hacerlo. Todo lo contrario sucede en el caso de las mujeres. Ninguna admite pagar a un"scort?, ni quiere que se sepa. Para ellas, al igual que para la sociedad, es un tema tabú el que una mujer solicite a un profesional del sexo para satisfacer sus necesidades. Este es el gran problema y la razón principal por la que los"scorts? masculinos están envueltos en un mar de tinieblas y misterio.

Esteban Fernández"scort? retirado, en la actualidad se dedica a los masajes eróticos en la ciudad de Barcelona. Nos comenta que en un principio parece muy sencillo dedicarse a este mundo, hasta que te das cuenta de que si no es a través de una agencia, es muy complicado que contacten las clientas contigo. Las listas fijas de clientas no aparecen de un día para otro."Las mujeres buscan una seguridad, un anonimato, no quieren que salga a la luz lo que están solicitando, por lo que contactan con la agencia que menos declaraciones públicas ha realizado sobre su servicio?, comenta un profesional de este ámbito.

Sin embargo, a pesar del secretismo de esta profesión, hay un montón de historias divertidas que contar. Ahí van unas pocas que nos contó Esteban.

La primera trata sobre dos chicas jóvenes, de 25−30 años."Me llamaron solicitando el servicio de un"scort? de raza negra, alto, con cuerpo atlético y bien dotado. La cuestión es que no tenían dinero para pagar a dos chicos, por lo que me preguntaban si era posible contratar a uno de ellos y que pasara una hora con una y la siguiente con la otra chica. Yo se lo comenté al"scort? y este divertido me dijo"¡Claro que me veo capaz!? El chico llegó al hotel de las chicas, que nerviosas echaron a cara o cruz quién sería la primera. Molesta, la segunda, salió al balcón para no escuchar los gritos de su amiga. Lo mejor de todo es que era invierno, hacía un frío que pelaba y se quedó fuera completamente entumecida hasta que su compañera acabó la faena con el"scort? contratado. Cuando acabaron, la segunda chica entró y al ponerle las manos sobre las nalgas al tío inmediatamente se le bajó la erección."Estaba tan fría que no quería ni que me tocara?, me comentó él. Al final se metieron en la cama y él, como buen profesional, la abrazó hasta que entraron en calor y cumplió su misión. Lo irónico es que la compañera que había tenido el encuentro primero no tuvo la valentía de salir al balcón y se quedó en medio de la habitación presenciando la escenita"

Otra de las anécdotas divertidas le sucedió a Lucho, un"scort? masculino que se dedica al mundo del porno. Eso sí, no debemos confundir"scorts? con actores, es algo muy diferente, pero en este caso da la casualidad de que van de la mano en esta persona."La historia sucedió en uno de mis viajes al extranjero con una de mis clientas, a Marrakech. Íbamos caminando por la ciudad cuando a ella le apeteció entrar en una tetería típica de la zona. Por casualidades de la vida, en el interior ¡había una clienta mía habitual de Barcelona! Y por si esto no fuera poco, ¡estaba acompañada de su marido! Me tuve que hacer el sueco, como si no la conociera para que ni mi clienta ni su acompañante se enteraran de que nos conocíamos. El caso es que por la noche me mandó un mensaje comentándome la buena jugada que habíamos hecho. ¡Resultó excitante y divertido para ambos!"

La tercera anécdota le sucedió a un"scort? que ya no se dedica a esta profesión. Unas amigas habían comprado una tarjeta SIM nueva para mandarle mensajes a otra que vivía sumida en un matrimonio desde los 17 años. Tenía unos 30 y nunca había estado con ninguna otra persona, por lo que sus amigas decidieron darle un empujoncito para que tuviera una aventura. Llamaron a este"scort? para comentarle la jugada. Ellas hablarían a través de mensajes con la clienta haciéndose pasar por él hasta que terminaran concretando un encuentro. El juego al final fue como ellas habían pensado. Tras un par de meses hablando a través de mensajes, quedaron en verse una sola vez, en un hotel, con escasa iluminación. El trato era que se acostarían ese día y todo se acabaría, para siempre. Ambos aceptaron, y nunca más volvieron a mantener contacto. Por su parte, el"scort? sí tuvo noticias de las amigas, que le comentaron que ¡era otra mujer! Mucho más simpática, extrovertida y que incluso su relación de pareja había mejorado. ¡Quién lo iba a decir!



Con Información de La Critica
Click Here!