jueves, 14 de mayo de 2015

Acusan a Lavítola y Berlusconi, putas, drogas y rock and roll...

Imputan a Lavítola y Berlusconi

Según la acusación, ambos compraron el silencio de Tarantini, amigo de Lavítola, que obvió ante los jueces que al menos 26 de las 48 jóvenes eran prostitutas.
Temas:
El ex primer ministro de Italia volverá a sentarse en el banquillo de los acusados; esta vez en el tribunal de Bari. El ex primer ministro de Italia volverá a sentarse en el banquillo de los acusados; esta vez en el tribunal de Bari.
GRUPO.. El ex primer ministro de Italia volverá a sentarse en el banquillo de los acusados; esta vez en el tribunal de Bari.
El ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi y Valter Lavítola, vector de las extorsiones del expresidente de Panamá Ricardo Martinelli, vuelven a compartir el banquillo de los acusados.
Han sido imputados en el tribunal de Bari, Italia, por inducir al empresario Gian Paolo Tarantini a mentir a los jueces sobre la presencia de 26 prostitutas en las fiestas eróticas del exjefe del Gobierno italiano.
Según la acusación, ambos compraron el silencio de Tarantini, amigo de Lavítola, quien obvió en declaraciones juradas ante los jueces que al menos 26 de las 48 jóvenes que participaron en el bunga-bunga eran prostitutas.
El propio Tarantini se encargó de reclutarlas para las fiestas que el excavaliere solía organizar en sus lujosas residencias privadas en Italia: Palazzo Grazioli de Roma, Villa Certosa de Cerdeña o la Villa San Martino de Arcore en Milán.
Los hechos se remontan a los veranos de 2010 y 2011, el mismo período en el que Lavítola y Tarantini acudieron juntos a la sede central de Finmeccanica en Roma y retiraron $100 mil en efectivo, según consta en la documentación judicial, poco después de que Panamá firmara la compra de helicópteros, radares y un sistema de cartografía digital por $250 millones.
Las interceptaciones telefónicas de las conversaciones entre Tarantini y Berlusconi –coordinadas por la fiscalía de Nápoles, pionera en la investigación de la corrupción internacional que tiene como escenarios Italia y Panamá– han vuelto a poner en evidencia el perfil del hombre que gobernó Italia durante casi 20 años.
El magnate y político italiano se dijo convencido de que su principal “problema” es que enamoraba a las mujeres y aunque reconoció que los hombres que participaban en sus cenas con show erótico incluido eran “viejecitos”, los excusó diciendo que tenían poder.
A cambio de mentir sin escrúpulos ante los jueces, Berlusconi y Lavítola entregaron a Tarantini 20 mil euros en efectivo (unos $25 mil) y pusieron a su disposición medio millón de euros adicionales (más de $600 mil) en una cuenta bancaria cifrada en Uruguay. Además, le facilitaron un fastuoso apartamento en el barrio residencial de Parioli, en Roma, y un trabajo ficticio para que su elevado tenor de vida en Italia no levantara sospechas entre vecinos y conocidos. Lavítola exigió además a Angelo Capriotti –exjefe del consorcio Svemark, que debía construir cárceles modulares en Panamá– que contratara en una de sus empresas a la mujer de Tarantini, Nicla Tarantini.
Por su parte, los abogados de Berlusconi –que en el pasado calificaron de “elegantes” estas bacanales en las casas de su cliente– han negado la validez de las interceptaciones de la Policía italiana que probarían que Tarantini fue obligado a mentir, con la mediación de Lavítola, en sus deposiciones ante los magistrados.
Según la defensa, no se solicitó al Parlamento italiano la autorización de tal prueba judicial, como correspondería por la condición de diputado del ex primer ministro en el momento de los hechos que se juzgan.
Al respecto, el Tribunal de Bari deberá pronunciarse en la próxima audiencia del 29 de este mes.
Lavítola, que tiene procesos judiciales abiertos ante la justicia italiana y acumula condenas de siete años y siete meses de prisión, que incluyen dos casos relacionados con Panamá, está imputado junto a Berlusconi en el Tribunal de Nápoles por maniobrar la caída del gobierno de Romano Prodi en 2008 a través del pago de coimas.
Mañana, 14 de mayo, está prevista en el Tribunal de Roma la audiencia del juicio por corrupción internacional Finmeccanica-Panamá, en la que prestará declaración ante los jueces el último testigo de la fiscalía, Fabio Sansivieri, brazo derecho de Lavítola.
- See more at: http://impresa.prensa.com/panorama/Imputan-Lavitola-Berlusconi_0_4207829265.html#sthash.UG6yBEmF.dpuf

Imputan a Lavítola y Berlusconi

Según la acusación, ambos compraron el silencio de Tarantini, amigo de Lavítola, que obvió ante los jueces que al menos 26 de las 48 jóvenes eran prostitutas.
Temas:
El ex primer ministro de Italia volverá a sentarse en el banquillo de los acusados; esta vez en el tribunal de Bari. El ex primer ministro de Italia volverá a sentarse en el banquillo de los acusados; esta vez en el tribunal de Bari.
GRUPO.. El ex primer ministro de Italia volverá a sentarse en el banquillo de los acusados; esta vez en el tribunal de Bari.
El ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi y Valter Lavítola, vector de las extorsiones del expresidente de Panamá Ricardo Martinelli, vuelven a compartir el banquillo de los acusados.
Han sido imputados en el tribunal de Bari, Italia, por inducir al empresario Gian Paolo Tarantini a mentir a los jueces sobre la presencia de 26 prostitutas en las fiestas eróticas del exjefe del Gobierno italiano.
Según la acusación, ambos compraron el silencio de Tarantini, amigo de Lavítola, quien obvió en declaraciones juradas ante los jueces que al menos 26 de las 48 jóvenes que participaron en el bunga-bunga eran prostitutas.
El propio Tarantini se encargó de reclutarlas para las fiestas que el excavaliere solía organizar en sus lujosas residencias privadas en Italia: Palazzo Grazioli de Roma, Villa Certosa de Cerdeña o la Villa San Martino de Arcore en Milán.
Los hechos se remontan a los veranos de 2010 y 2011, el mismo período en el que Lavítola y Tarantini acudieron juntos a la sede central de Finmeccanica en Roma y retiraron $100 mil en efectivo, según consta en la documentación judicial, poco después de que Panamá firmara la compra de helicópteros, radares y un sistema de cartografía digital por $250 millones.
Las interceptaciones telefónicas de las conversaciones entre Tarantini y Berlusconi –coordinadas por la fiscalía de Nápoles, pionera en la investigación de la corrupción internacional que tiene como escenarios Italia y Panamá– han vuelto a poner en evidencia el perfil del hombre que gobernó Italia durante casi 20 años.
El magnate y político italiano se dijo convencido de que su principal “problema” es que enamoraba a las mujeres y aunque reconoció que los hombres que participaban en sus cenas con show erótico incluido eran “viejecitos”, los excusó diciendo que tenían poder.
A cambio de mentir sin escrúpulos ante los jueces, Berlusconi y Lavítola entregaron a Tarantini 20 mil euros en efectivo (unos $25 mil) y pusieron a su disposición medio millón de euros adicionales (más de $600 mil) en una cuenta bancaria cifrada en Uruguay. Además, le facilitaron un fastuoso apartamento en el barrio residencial de Parioli, en Roma, y un trabajo ficticio para que su elevado tenor de vida en Italia no levantara sospechas entre vecinos y conocidos. Lavítola exigió además a Angelo Capriotti –exjefe del consorcio Svemark, que debía construir cárceles modulares en Panamá– que contratara en una de sus empresas a la mujer de Tarantini, Nicla Tarantini.
Por su parte, los abogados de Berlusconi –que en el pasado calificaron de “elegantes” estas bacanales en las casas de su cliente– han negado la validez de las interceptaciones de la Policía italiana que probarían que Tarantini fue obligado a mentir, con la mediación de Lavítola, en sus deposiciones ante los magistrados.
Según la defensa, no se solicitó al Parlamento italiano la autorización de tal prueba judicial, como correspondería por la condición de diputado del ex primer ministro en el momento de los hechos que se juzgan.
Al respecto, el Tribunal de Bari deberá pronunciarse en la próxima audiencia del 29 de este mes.
Lavítola, que tiene procesos judiciales abiertos ante la justicia italiana y acumula condenas de siete años y siete meses de prisión, que incluyen dos casos relacionados con Panamá, está imputado junto a Berlusconi en el Tribunal de Nápoles por maniobrar la caída del gobierno de Romano Prodi en 2008 a través del pago de coimas.
Mañana, 14 de mayo, está prevista en el Tribunal de Roma la audiencia del juicio por corrupción internacional Finmeccanica-Panamá, en la que prestará declaración ante los jueces el último testigo de la fiscalía, Fabio Sansivieri, brazo derecho de Lavítola.
- See more at: http://impresa.prensa.com/panorama/Imputan-Lavitola-Berlusconi_0_4207829265.html#sthash.UG6yBEmF.dpuf

Imputan a Lavítola y Berlusconi

Según la acusación, ambos compraron el silencio de Tarantini, amigo de Lavítola, que obvió ante los jueces que al menos 26 de las 48 jóvenes eran prostitutas.
Temas:
El ex primer ministro de Italia volverá a sentarse en el banquillo de los acusados; esta vez en el tribunal de Bari. El ex primer ministro de Italia volverá a sentarse en el banquillo de los acusados; esta vez en el tribunal de Bari.
GRUPO.. El ex primer ministro de Italia volverá a sentarse en el banquillo de los acusados; esta vez en el tribunal de Bari.
El ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi y Valter Lavítola, vector de las extorsiones del expresidente de Panamá Ricardo Martinelli, vuelven a compartir el banquillo de los acusados.
Han sido imputados en el tribunal de Bari, Italia, por inducir al empresario Gian Paolo Tarantini a mentir a los jueces sobre la presencia de 26 prostitutas en las fiestas eróticas del exjefe del Gobierno italiano.
Según la acusación, ambos compraron el silencio de Tarantini, amigo de Lavítola, quien obvió en declaraciones juradas ante los jueces que al menos 26 de las 48 jóvenes que participaron en el bunga-bunga eran prostitutas.
El propio Tarantini se encargó de reclutarlas para las fiestas que el excavaliere solía organizar en sus lujosas residencias privadas en Italia: Palazzo Grazioli de Roma, Villa Certosa de Cerdeña o la Villa San Martino de Arcore en Milán.
Los hechos se remontan a los veranos de 2010 y 2011, el mismo período en el que Lavítola y Tarantini acudieron juntos a la sede central de Finmeccanica en Roma y retiraron $100 mil en efectivo, según consta en la documentación judicial, poco después de que Panamá firmara la compra de helicópteros, radares y un sistema de cartografía digital por $250 millones.
Las interceptaciones telefónicas de las conversaciones entre Tarantini y Berlusconi –coordinadas por la fiscalía de Nápoles, pionera en la investigación de la corrupción internacional que tiene como escenarios Italia y Panamá– han vuelto a poner en evidencia el perfil del hombre que gobernó Italia durante casi 20 años.
El magnate y político italiano se dijo convencido de que su principal “problema” es que enamoraba a las mujeres y aunque reconoció que los hombres que participaban en sus cenas con show erótico incluido eran “viejecitos”, los excusó diciendo que tenían poder.
A cambio de mentir sin escrúpulos ante los jueces, Berlusconi y Lavítola entregaron a Tarantini 20 mil euros en efectivo (unos $25 mil) y pusieron a su disposición medio millón de euros adicionales (más de $600 mil) en una cuenta bancaria cifrada en Uruguay. Además, le facilitaron un fastuoso apartamento en el barrio residencial de Parioli, en Roma, y un trabajo ficticio para que su elevado tenor de vida en Italia no levantara sospechas entre vecinos y conocidos. Lavítola exigió además a Angelo Capriotti –exjefe del consorcio Svemark, que debía construir cárceles modulares en Panamá– que contratara en una de sus empresas a la mujer de Tarantini, Nicla Tarantini.
Por su parte, los abogados de Berlusconi –que en el pasado calificaron de “elegantes” estas bacanales en las casas de su cliente– han negado la validez de las interceptaciones de la Policía italiana que probarían que Tarantini fue obligado a mentir, con la mediación de Lavítola, en sus deposiciones ante los magistrados.
Según la defensa, no se solicitó al Parlamento italiano la autorización de tal prueba judicial, como correspondería por la condición de diputado del ex primer ministro en el momento de los hechos que se juzgan.
Al respecto, el Tribunal de Bari deberá pronunciarse en la próxima audiencia del 29 de este mes.
Lavítola, que tiene procesos judiciales abiertos ante la justicia italiana y acumula condenas de siete años y siete meses de prisión, que incluyen dos casos relacionados con Panamá, está imputado junto a Berlusconi en el Tribunal de Nápoles por maniobrar la caída del gobierno de Romano Prodi en 2008 a través del pago de coimas.
Mañana, 14 de mayo, está prevista en el Tribunal de Roma la audiencia del juicio por corrupción internacional Finmeccanica-Panamá, en la que prestará declaración ante los jueces el último testigo de la fiscalía, Fabio Sansivieri, brazo derecho de Lavítola.
- See more at: http://impresa.prensa.com/panorama/Imputan-Lavitola-Berlusconi_0_4207829265.html#sthash.UG6yBEmF.dpuf

Imputan a Lavítola y Berlusconi

Según la acusación, ambos compraron el silencio de Tarantini, amigo de Lavítola, que obvió ante los jueces que al menos 26 de las 48 jóvenes eran prostitutas.
Temas:
El ex primer ministro de Italia volverá a sentarse en el banquillo de los acusados; esta vez en el tribunal de Bari. El ex primer ministro de Italia volverá a sentarse en el banquillo de los acusados; esta vez en el tribunal de Bari.
GRUPO.. El ex primer ministro de Italia volverá a sentarse en el banquillo de los acusados; esta vez en el tribunal de Bari.
El ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi y Valter Lavítola, vector de las extorsiones del expresidente de Panamá Ricardo Martinelli, vuelven a compartir el banquillo de los acusados.
Han sido imputados en el tribunal de Bari, Italia, por inducir al empresario Gian Paolo Tarantini a mentir a los jueces sobre la presencia de 26 prostitutas en las fiestas eróticas del exjefe del Gobierno italiano.
Según la acusación, ambos compraron el silencio de Tarantini, amigo de Lavítola, quien obvió en declaraciones juradas ante los jueces que al menos 26 de las 48 jóvenes que participaron en el bunga-bunga eran prostitutas.
El propio Tarantini se encargó de reclutarlas para las fiestas que el excavaliere solía organizar en sus lujosas residencias privadas en Italia: Palazzo Grazioli de Roma, Villa Certosa de Cerdeña o la Villa San Martino de Arcore en Milán.
Los hechos se remontan a los veranos de 2010 y 2011, el mismo período en el que Lavítola y Tarantini acudieron juntos a la sede central de Finmeccanica en Roma y retiraron $100 mil en efectivo, según consta en la documentación judicial, poco después de que Panamá firmara la compra de helicópteros, radares y un sistema de cartografía digital por $250 millones.
Las interceptaciones telefónicas de las conversaciones entre Tarantini y Berlusconi –coordinadas por la fiscalía de Nápoles, pionera en la investigación de la corrupción internacional que tiene como escenarios Italia y Panamá– han vuelto a poner en evidencia el perfil del hombre que gobernó Italia durante casi 20 años.
El magnate y político italiano se dijo convencido de que su principal “problema” es que enamoraba a las mujeres y aunque reconoció que los hombres que participaban en sus cenas con show erótico incluido eran “viejecitos”, los excusó diciendo que tenían poder.
A cambio de mentir sin escrúpulos ante los jueces, Berlusconi y Lavítola entregaron a Tarantini 20 mil euros en efectivo (unos $25 mil) y pusieron a su disposición medio millón de euros adicionales (más de $600 mil) en una cuenta bancaria cifrada en Uruguay. Además, le facilitaron un fastuoso apartamento en el barrio residencial de Parioli, en Roma, y un trabajo ficticio para que su elevado tenor de vida en Italia no levantara sospechas entre vecinos y conocidos. Lavítola exigió además a Angelo Capriotti –exjefe del consorcio Svemark, que debía construir cárceles modulares en Panamá– que contratara en una de sus empresas a la mujer de Tarantini, Nicla Tarantini.
Por su parte, los abogados de Berlusconi –que en el pasado calificaron de “elegantes” estas bacanales en las casas de su cliente– han negado la validez de las interceptaciones de la Policía italiana que probarían que Tarantini fue obligado a mentir, con la mediación de Lavítola, en sus deposiciones ante los magistrados.
Según la defensa, no se solicitó al Parlamento italiano la autorización de tal prueba judicial, como correspondería por la condición de diputado del ex primer ministro en el momento de los hechos que se juzgan.
Al respecto, el Tribunal de Bari deberá pronunciarse en la próxima audiencia del 29 de este mes.
Lavítola, que tiene procesos judiciales abiertos ante la justicia italiana y acumula condenas de siete años y siete meses de prisión, que incluyen dos casos relacionados con Panamá, está imputado junto a Berlusconi en el Tribunal de Nápoles por maniobrar la caída del gobierno de Romano Prodi en 2008 a través del pago de coimas.
Mañana, 14 de mayo, está prevista en el Tribunal de Roma la audiencia del juicio por corrupción internacional Finmeccanica-Panamá, en la que prestará declaración ante los jueces el último testigo de la fiscalía, Fabio Sansivieri, brazo derecho de Lavítola.
- See more at: http://impresa.prensa.com/panorama/Imputan-Lavitola-Berlusconi_0_4207829265.html#sthash.UG6yBEmF.dpuf
El ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi y Valter Lavítola, vector de las extorsiones del ex presidente de Panamá Ricardo Martinelli, vuelven a compartir el banquillo de los acusados.
Han sido imputados en el tribunal de Bari, Italia, por inducir al empresario Gian Paolo Tarantini a mentir a los jueces sobre la presencia de 26 prostitutas en las fiestas eróticas del exjefe del Gobierno italiano.
Según la acusación, ambos compraron el silencio de Tarantini, amigo de Lavítola, quien obvió en declaraciones juradas ante los jueces que al menos 26 de las 48 jóvenes que participaron en el bunga-bunga eran prostitutas.
El propio Tarantini se encargó de reclutarlas para las fiestas que el excavaliere solía organizar en sus lujosas residencias privadas en Italia: Palazzo Grazioli de Roma, Villa Certosa de Cerdeña o la Villa San Martino de Arcore en Milán.
Los hechos se remontan a los veranos de 2010 y 2011, el mismo período en el que Lavítola y Tarantini acudieron juntos a la sede central de Finmeccanica en Roma y retiraron $100 mil en efectivo, según consta en la documentación judicial, poco después de que Panamá firmara la compra de helicópteros, radares y un sistema de cartografía digital por $250 millones.
Las interceptaciones telefónicas de las conversaciones entre Tarantini y Berlusconi –coordinadas por la fiscalía de Nápoles, pionera en la investigación de la corrupción internacional que tiene como escenarios Italia y Panamá– han vuelto a poner en evidencia el perfil del hombre que gobernó Italia durante casi 20 años.
El magnate y político italiano se dijo convencido de que su principal “problema” es que enamoraba a las mujeres y aunque reconoció que los hombres que participaban en sus cenas con show erótico incluido eran “viejecitos”, los excusó diciendo que tenían poder.
A cambio de mentir sin escrúpulos ante los jueces, Berlusconi y Lavítola entregaron a Tarantini 20 mil euros en efectivo (unos $25 mil) y pusieron a su disposición medio millón de euros adicionales (más de $600 mil) en una cuenta bancaria cifrada en Uruguay. Además, le facilitaron un fastuoso apartamento en el barrio residencial de Parioli, en Roma, y un trabajo ficticio para que su elevado tenor de vida en Italia no levantara sospechas entre vecinos y conocidos. Lavítola exigió además a Angelo Capriotti –exjefe del consorcio Svemark, que debía construir cárceles modulares en Panamá– que contratara en una de sus empresas a la mujer de Tarantini, Nicla Tarantini.
Por su parte, los abogados de Berlusconi –que en el pasado calificaron de “elegantes” estas bacanales en las casas de su cliente– han negado la validez de las interceptaciones de la Policía italiana que probarían que Tarantini fue obligado a mentir, con la mediación de Lavítola, en sus deposiciones ante los magistrados.
Según la defensa, no se solicitó al Parlamento italiano la autorización de tal prueba judicial, como correspondería por la condición de diputado del ex primer ministro en el momento de los hechos que se juzgan.
Al respecto, el Tribunal de Bari deberá pronunciarse en la próxima audiencia del 29 de este mes.
Lavítola, que tiene procesos judiciales abiertos ante la justicia italiana y acumula condenas de siete años y siete meses de prisión, que incluyen dos casos relacionados con Panamá, está imputado junto a Berlusconi en el Tribunal de Nápoles por maniobrar la caída del gobierno de Romano Prodi en 2008 a través del pago de coimas.
Mañana, 14 de mayo, está prevista en el Tribunal de Roma la audiencia del juicio por corrupción internacional Finmeccanica-Panamá, en la que prestará declaración ante los jueces el último testigo de la fiscalía, Fabio Sansivieri, brazo derecho de Lavítola.

martes, 12 de mayo de 2015

La disque entrevista a la puta @TaniaScort

Nuestra producción ha intentado entrevistar a @TaniaScort popular puta de twitter, sin embargo fue imposible lograr un buen trabajo con ella, sentimos que es nuestra responsabilidad recomendar en algunos casos y en otros advertir sobre las Putas de Panamá, en el caso de Tania lo dejo a su juicio, lean lo poco que logramos conversar con ella.

Esperamos sus comentarios.
 
@TaniaScort
Regal: Hola Tania ¿Empezamos?

Tania: Pregunte

Regal: Tenía es un nombre Artístico?

Regal: ¿De qué parte de Colombia eres?

Tania: Medellín

Regal: Paisa

Regal: ¿Que edad tienes?

Tania: 24

Regal: ¿Y desde que edad estas en el negocio?

Tania: 22

Regal: ¿Y desde cuando en Panamá?

Tania: 1 año

Regal: ¿Porque decidiste entrar en este mundo?

Tania: Por dinero

Regal: ¿Puedes explicarme un poco más...?

Regal: un ejemplo ¿querías comparte un celular nuevo? o ¿porque no tenías para comer? siempre es por dinero pero mucha gente tiene la percepción de que ustedes son unas sin vergüenzas que lo hacen por gusto.

Tania: ¿A usted le parece que a nosotras nos va a dar mucho gusto acostarnos con unos malditos cerdos asquerosos malolientes? Por dios rezamos para que se vengan rápido y despacharlos sinvergüenza la que lo da de gratis esas si.

Regal: Yo te entiendo

Regal: Es por eso que pregunto, ¿te faltaba dinero para comparte algo o realmente tenías necesidades, que tan pobre eras?

Tania: ¿Quien dijo que yo era pobre?

Regal: No digo que seas pobre, lo que intento es que me digas las circunstancias por las cuales te convertiste en prostituta.

Tania: Con un par de sus estúpidas preguntas ya me di cuenta la persona tan ordinaria que es usted pues déjeme decirle que esta prostituta como usted se refiere a mí, le aseguro tiene más estudios clase y educasion que usted.

Regal: Pero amiga no te ofendas solo estoy tratando de establecer un punto.  La idea es publicar tu experiencia, si me dices las circunstancias por las cuales decidiste ejercer esta profesión yo no juzgó, de hecho respeto tu posición y la de cualquier otra chica de hecho en mi página las defiendo constantemente soy un aliado no un enemigo

Regal: Seguimos o no

Tania: A ver si no sale con otra webado

Tania: Es que esa forma de usted hablar es así o más abrupta

Tania: A ver yo me metí a esto no porque no tuviera para comer, ni tuviera oportunidades, ni no tuviera estudio, ni no me alcanzara para comprar un celular, ni como dice usted por que fuera una sinvergüenza que lo hace por gusto.

Tania: Nadie se va a acostar con estos cerdos por gusto

Tania: Me metí a esto porque soy una mujer demasiado ambisiosa y me gusta el dinero por eso

Regal: Ok entiendo

Tania: Y ningún trabajo da como da esto por más estudios que uno tenga

Regal: ¿Quiere decir que te va bien? Hace buen dinero ¿Te va mejor en Panamá que en Colombia?

Tania: Yo nunca trabaje en Colombia en esto

Regal: Ok viniste a Panamá para trabajar

Regal: ¿Cómo surgió la idea de venir a Panamá a hacer este trabajo?

Tania: Por una amiga

Regal: ¿Y te invitó y se fueron juntas?

Tania: No viaje yo viaje sola

Regal: ¿Que te dijo exactamente tu amiga? ¿Ya ella había venido? Explicarnos

Tania: Me dijo que en Panamá se veía mucho marrano con plata jeje

Regal: A ok y ¿te viniste tu sola así sin  saber mucho?

Tania: ¿Que ?

Regal: ¿Te viniste sola?

Tania: Si

Regal: Económicamente ¿cómo te ha ido hasta ahora?

Tania: Muchas gracias por todo, pero no le veo sentido a esta supuesta entrevista, creo que es más por chismosear que algo profesional, eso de cómo me ha ido o cuanto gano no le debe de interesar a nadie.

Regal: En realidad yo ya no quiero hacer la entrevista, todas tus respuestas son de  una palabra, te ofende que te llame prostituta cuando en realidad eres una simple y común puta, lo cual yo respeto pero al parecer tú crees que eres ingeniero o abogada. Reniegas, hablas mal y ofendes a tus clientes y honestamente por las fotos que vi no estás tan buena

Regal: Mis lectores no quieren putas mal agradecidas, lo que si haré es recomendar que no soliciten tus servicios que estoy seguro no deben ser muy buenos eres lo que yo llamó en uno de mis artículos una puta mercantilista de las que uno se arrepiente de contratar

Tania: Jajajajaja pobre muerto de hambre. Sueñas estando con una mujer como yo pero como no eres más que un pobre arrastrado te tienes que conformar con ver fotos. Eres tan ordinario que por eso ni para una pinche supuesta entravista sirves. Aseguro que ni a la escuela fuiste pareces analfabeta. Mejor pongase a trabajar y coja oficio para que algun dia tenga el privilegio de contratar el servicio de una mujer fina como yo y no una puta ordinaria como tu madre

Tania: Jajajaja

Tania: Hasta nunca muerto. De hambre arrastrado

Tania: Chichipato mejor dicho

miércoles, 6 de mayo de 2015

Putas pasan facturas en la Asamblea

Bajo el lema “El trabajo sexual es un trabajo”, prostitutas repartieron hoy -frente a la Asamblea- facturas simbólicas con los precios de sus servicios sexuales en una original campaña para reclamar una ley que reconozca sus derechos como trabajadoras.
 


Una atención sanitaria, el acceso a la educación, el ejercicio libre de su trabajo, la organización sindical y la posibilidad de aportar a una jubilación, todos derechos que cualquier otra actividad posee, parecen lejanos para estas mujeres.

Otro problema al que se tienen que enfrentar es el hostigamiento de la policía, si no las extorsiona para cobrar coimas, las persigue y clausura en violentos operativos en sus domicilios particulares, relató Georgina Orellano, titular de la Asociación de Mujeres Meretrices.

“Las compañeras sufren robos y muchas desestiman realizar las denuncias por la estigmatización que hay hacia el trabajo, porque su familia no sabe realmente que realiza trabajo sexual”, agregó.

La organización, que reúne a casi 6,000 prostitutas en 10 provincias del país y lucha hace 20 años por los derechos de las trabajadoras sexuales, propone ahora una peculiar campaña para ser reconocida: La iniciativa comprende una serie de facturas con precios simbólicos por sus servicios, como unos $41 por uno “convencional” y $56 por un “completo”.

La campaña ha despertado el interés de seguidores por las redes sociales, que acercaron su propia versión de la factura, a veces con fantasías, servicios lésbicos o para parejas.

“Nosotras buscamos la regulación del trabajo sexual autónomo, buscamos estar registradas, como hoy está registrado cualquier trabajador autónomo en el país”, explicó Orellano.

En los últimos días, las facturas simbólicas comenzaron a llegar a políticos, legisladores y periodistas que se sumaron a la campaña.

Las prostitutas buscan concienciar a los “líderes de opinión” y “eliminar el gran estigma” que existe hacia ellas y su actividad, a la vez que reclaman un reconocimiento a su “derecho a elegir su vida y estar en igualdad de condiciones con la clase trabajadora”.

Actualmente, un proyecto para regularizar la prostitución duerme en los cajones del la Asamblea y es probable que sea desechado este año. Ocurre en Argentina.

miércoles, 15 de abril de 2015

Las Putas sin apoyo ni reconociemiento de su actividad

La semana pasada, la organización de Mujeres con Dignidad y Derechos de Panamá (MDD) envió, al presidente Juan Carlos Varela, un documento en el que piden regular su trabajo para ofrecer sus servicios de manera ‘digna' y que se les aseguren sus prestaciones como cualquier trabajador.
 
Algunas autoridades mostraron desconcierto y asombro además de miembros de la sociedad civil ante el planteamiento de las trabajadoras sexuales para regular esta actividad y que se les paguen sus prestaciones laborales, suponemos que estos miembro voltean la mirada cuando ves putas por las calles o pasan frente a locales como La Mayor, El Capri, La Bombonera etc.

‘Esta propuesta es absurda y no tiene sentido', según Gloria Grifo, miembro de la sociedad civil.
‘Estamos en contra porque la petición de las trabajadoras promueve lo que se conoce como trata de blancas', indicó mientras aseguraba que regular la actividad no garantiza que a las que están cautivas se les deje en libertad.

Las putas piden una regularización de su estatus laboral sin embargo según el sorprendido por la petición de las féminas secretario general del Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral (Mitradel), Samuel Rivera, en el Código de Trabajo panameño no existe una regulación para el trabajo sexual y agregó que, si estas damas laboraran bajo un contrato de trabajo, la situación sería diferente.

Pareciera que autoridades y sociedad civil creen que cerrar los ojos muy fuertemente soluciona los problemas, hay una verdad que les golpea en la cara y que no desean reconocer, hay putas por todos lados y el no reconocerlo no soluciona el problema y el no regularlo lo agrava.



Dulce Ana Torres "Nosotras, las trabajadoras sexuales, y los transexuales pedimos que se nos respete el derecho a la libertad, la salud, la seguridad jurídica y social, además, que eviten los constantes abusos y persecuciones que sufrimos por parte de las autoridades".
Click Here!