miércoles, 16 de diciembre de 2015

De Tapachula a Panamá: el corredor mesoamericano de la prostitución

                                   
Todas las historias a continuación tienen un común denominador: el deseo de una mejor vida, y he ahí el engaño pues en algunos casos no es mejor y en otros peores ni siquiera podría llamarse vida. Son varios los medios escritos y televisados que se hacen eco de estas historias que desnudan la realidad centroamericana que muchos no ven o no quieren ver. Por ejemplo, relatan la historia de chicas hondureñas como Candy (Choluteca, 22 años)dispuestas a migrar a los Estados Unidos y ganar buenos pesos, el detalle está en que tienen que trabajar antes en México para ganar su “pase” a territorio estadounidense. No nos engañemos: muchas saben a lo que van y a dónde van; la ciudad de Tapachula en la frontera mexico-guatemalteca es la escala obligada de aquellas que buscan el sueño americano, que al final termina roto porque la ciudad no ofrece el atractivo ni el dinero suficiente para seguir hacia el norte. Diarios hondureños y guatemaltecos denuncian que en esta ciudad se esclavizan a hondureñas y nicaragüenses que venden su cuerpo por menos de 20 dólares, que se les quita sus identificaciones y se les impone una deuda impagable. Argumentan que se trata de una mafia muy organizada que tiene reclutadores, chulos y guaruras. Mientras tanto, en Nicaragua, Edith (Estelí, 23 años) escucha noticias de otro destino diferente: de varias chicas ha escuchado que en Panamá se hace buen dinero y se cobra en dólares; las nicaragüenses dedicadas a la prostitución han aumentado considerablemente en Ciudad de Panamá, en la fronteriza provincia de Chiriquí y en burdeles de la región de Coclé. Panamá no escapa de las historias de esclavitud sexual: en un reportaje de una Cadena colombiana se mostró la historia de Dayana(Santa Rosa Colombia, 21 años) donde fue obligada a tener sexo con una veintena de marinos europeos en la norteña Ciudad de Colón, al punto que la chica, exhausta, perdió el conocimiento. Amanda (Puebla,34 años) es una mexicana que tiene 6 años de residir en Panamá y refuta varias versiones de “esclavitud”. Conocida erróneamente como “La Nica”(cosa que dice le conviene) Amanda ha conocido varios burdeles a través de Centroamérica y sostiene que se hace buen dinero o al menos más que en otros países de Centroamérica aunque menos que otros destinos como Aruba, donde las prostitutas colombianas de lujo (llamadas prepagos) afirman ganar miles de dólares en un fin de semana. A diferencia de Panamá donde las leyes referentes al trabajo sexual son bastante ambiguas, en Aruba es una actividad permitida y regulada (concentrada en la zona roja de San Nicolás) e incluso con gabinetes médicos accesibles; en toda Centroamérica solo Panamá cuenta con gabinetes médicos accesibles llamados Clínicas Amigables

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario o si quieres ser editor en el blog o si quieres enviar la foto de alguna chica linda envia un mensaje a la siguiente dirección corporatocracio@gmail.com o Escribenos a travez de la pagina Contactanos.

Click Here!